LIBROS POR PATRICIA SCHAEFER RÖDER

¡Atrévete! Regala libros originales: Yara y otras historias; 34 relatos, 34 sorpresas. Siglema 575:poesía minimalista; una nueva manera de vivir la poesía. Di lo que quieres decir: Antología de siglemas 575; resultados de los Certámenes Internacionales de Siglema 575. El mundo oculto, novela de Shamim Sarif, traducida por Patricia Schaefer Röder. Andares: cuentos de viajes. A la venta en lulu.com, amazon.com, bn.com y librerías. Mi dulce curiosidad, novela de Amanda Hale, traducida por Patricia Schaefer Röder.

¡Encuentra mis libros en el área metro de San Juan, Puerto Rico! Aeropuerto Luis Muñoz Marín; Río Piedras: librerías Mágica y Norberto González; Viejo San Juan: Museo de Las Américas, Tertulia y The Poet's Passage; Santurce: Libros AC; San Patricio: The Bookmark; Guaynabo: Mundo de Papel; Carolina: The Bookmark, Ponce: El Candil. En Monterrey, México: Librería de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

domingo, 30 de junio de 2013

U M A R M U N G



Ursprünglicher Gruß
zwischen zwei nahen Leuten
die es auch zeigen.

Männer und Kinder
haben die gleiche Sehnsucht
nach nem zuhause.

Ach, wie schön ist es
Familie und Freunde zu sehn
und eng zu drücken!

Reich sind die Leute
die wegen ihren Herzen
unersetzlich sind.

Millionen Seelen
wandern im Wind der Freiheit
die Wärme suchend.

Und so erträum ich
ein schnelles wiedersehen
tief in die Augen.

Nichten und Tanten
treffen sich in einem Zopf
aus Liebe gemacht.

Grade bin ich fort
und schon fehlt sie mir so sehr:
die enge Umarmung!


©2013 PSR


miércoles, 26 de junio de 2013

L U N A


Lágrimas limpias
compartidas contigo
bella Selene.

Ubre celestial
generosa y divina
derrámate en mí.

Nadie conoce
mis mayores secretos
sólo tú, Luna.  

Atrévete ya
baja del firmamento
para abrazarte.


©2013 PSR


miércoles, 19 de junio de 2013

C A M I N O



Con los pies firmes
afincados al suelo
gano terreno.

Abriendo paso
el futuro espera
de mil colores.

Muchos senderos
me llevan a la meta
por sus parajes.

Iré al frente
corazón en la mano
tendida al otro.

Nunca pararé
mi destino es andar
tarareando.

Otra vereda
desafío divino
¡te conquistaré!


©2013 PSR


miércoles, 12 de junio de 2013

F A M I L I A



Felices vamos
buscando las raíces
casi olvidadas.

Armados de sol
iluminamos vidas
entrelazadas.

Mujeres y hombres
forman aquellas redes
de los ancestros.

Iridiscentes
brillan fuertes los tonos
puros del alma.

La sangre es gruesa
y nunca se diluye
en la memoria.
 
Iremos siempre
pisando el futuro
desde el pasado.
 
Abierta mi alma
entre brazos cálidos
respiro en paz.
 
 
©2013 PSR


miércoles, 5 de junio de 2013

EL BARDO


Era un hombre sencillo como sus versos, que viajaba de pueblo en pueblo. De manera llana, cantaba acerca de los árboles santos del bosque, del viento embrujado en la montaña, del murmullo con que el agua del río enamoraba a las algas. Con palabras directas, relataba cómo los hombres cazaban al jabalí y las mujeres lo guisaban con verduras del huerto. Describía la construcción de las casas de madera y heno, la forma de atender a las gallinas, los juegos de los niños y las fiestas de la aldea. La gente lo escuchaba atenta; entendía sus rimas y se identificaba con aquellas coplas del diario vivir.

Un día, el bardo llegó a una ciudad. Sin ninguna pretensión, hizo lo que sabía hacer de la manera en que siempre lo había hecho. La gente cándida se acercó a oír sus poemas de lo bello y lo verdadero, comprobando cada cual su realidad en el eco de esas frases. Recitaba y musitaba; el bardo no se cansaba de declamar. Al poco tiempo, la noticia llegó hasta quienes se sentían eminencias en el arte de versificar. Interesados, lo fueron a ver al final de una tarde cálida de verano. Él se sintió honrado con tal visita, y gentil como su naturaleza, se mostró tal cual era: transparente y con el alma llena de flores. “Tus versos son muy simples”, dijeron; a lo cual asintió complacido. “Tu poesía es muy prosaica”, afirmaron. El bardo no entendió ese término. Sonrió, les dio las gracias por el cumplido y salió de nuevo a contarle a la gente las cosas de sus vidas con palabras sencillas. Y a la gente le gustaba.


©2013 PSR